Turull-atos

Entre el 16 de diciembre de 1920 y el 9 de febrero de 1921, José Ortega y Gasset publicó en el diario El Sol una serie de artículos bajo el título general de “Particularismo y acción directa. Bosquejo de algunos pensamientos históricos”. Nacía así el embrión de lo que en 1922 se convertiría en un libro clave en el pensamiento español del siglo pasado: España invertebrada. Los párrafos vertidos en aquellos artículos, escritos hace ya casi una centuria, invitan a la reflexión en un momento en el que la vida española parece más estancada que nunca en sus males seculares. He aquí un ejemplo que rescatamos del olvido, en medio de la podrida atmósfera turull-ata de nuestros días:
“Desde hace mucho tiempo, mucho, siglos, pretende el Poder público que los españoles existamos no más que para que él se dé el gusto de existir. Como el pretexto es excesivamente menguado, España se va deshaciendo, deshaciendo… Hoy ya es, mas bien que un pueblo, la polvareda que queda cuando por la gran ruta histórica ha pasado galopando un gran pueblo…
Así, pues, yo encuentro que lo más importante en el catalanismo y el bizcaitarrismo es precisamente lo que menos suele advertirse en él, a saber: lo que tienen de común, por una parte, con el largo proceso de secular desintegración que ha padecido España; por otra parte, con el particularismo latente o variamente modulado del resto del país. Lo demás, la afirmación de la diferencia étnica, el entusiasmo por sus idiomas, la crítica de la política central, me parece que, o no tiene importancia, o si la tiene, podría aprovecharse en sentido favorable”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Javier Compás deleita a los participantes en la primera cata organizada por Líber

18 de mayo: Líber rinde homenaje al papel del vino en la cultura mediterránea